Los SMS son más efectivos que los emails en una campaña de marketing

el problema es cómo proteger los derechos de las personas que no quieren ejercer de consumidores, y que necesitan articular alguna forma de defenderse del acoso de muchas de estas compañias de mercadotecnia.Si alguien quiere recibir publicidad en su correo, o en su tfno, siempre puede solicitarlo, pero nunca permitir que esto se haga por defecto. Convertir otro medio de comunicación más en un instrumento de negocio de sólo unos pocos está comprobado que termina perjudicandonos a todos: mi atención, y mi tiempo, no los puedo dedicar a estar descartando publicidad constantemente. Eso es una forma de agresión a nuestra privacidad de la que debemos protegernos, si no, llegará el día en quenos terminen metiendo la publicidad por el Ohio.Y esta gente tiene que entender que somos muchas las personas que NO consumimos en función de la publicidad, si no cuando necesitamos hacerlo, no cuando nos invitan a ello en un anuncio (sobre todo si tenemos que pagar despues). Hay un momento para comprar, y hay un momento para trabajar, para descansar… esa injerencia constante de la publicidad en otras facetas de nuestras vidas que nada tienen que ver con el negocio o el consumo está provocando un efecto contrario al deseado por la publicidad, de ahí que muchos productos terminen dando asco tras el bombardeo al que muchas veces nos someten. Y nótese que conceptos como “agresión” o “bombardeo” son típicos del lenguaje bélico, y también de los publicistas, por algo será.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: